HomeMenu

Obesidad (cómo perder peso)

Como decíamos al hablar de la hipertensión, cada persona es diferente, y por ello, algunas personas normal (y sanamente) “funcionan” con un peso corporal superior a otras. Tratar de perder peso hasta que alcancemos lo que imaginamos (erróneamente quizá) como nuestro ideal puede hacernos caer enfermos.

Y también tenemos que tener en cuenta nuestras circunstancias: los animales (perros) comen menos en verano que en invierno, la gente que hace trabajo duro (incluso intelectual) necesitan comer más que otras.

Y por supuesto:

• No debemos usar el comer como una forma de compensar otros problemas.

• Hemos de evitar por completo el azúcar y la sal refinada, que es el tipo de sal que más desequilibra nuestro organismo, dejándolo ansioso de algo opuesto (algo frío, ácido, azucarado).

En el estudio que el autor realizó en Nicaragua en pacientes tratados con agua de mar, hay algún caso de obesidad. No hay muchos casos porque allí la obesidad es rara: hace calor todo el año y beben mucho zumo de fruta.

El agua de mar limpia el líquido extracelular y eso hace que todas las células comiencen a funcionar óptimamente. Y nuestro sentir general es la suma del sentir de nuestras células. Cuanto más felices y vitales se sientan nuestras células, nosotros también. La pérdida de peso será un efecto secundario de nuestra mayor vitalidad.


Benditos médicos del seguro (en España) que recetan esto.

En España se puede comprar agua de mar en casi cualquier dietética (por ejemplo, esta), en farmacias (más cara), y en algunos supermercados como éste.

O en esta panadería ecológica que hace el pan con agua de mar y también la vende.

Rezar el Rosario (mejor en latín) es el último y único recurso que nos queda.

Copyright - Aviso legal y ciberseguridad - 
Arriba