HomeMenu

Monjas clarisas de Belorado

Prefacio

Los creyentes intentamos conformarnos a Dios en toda nuestra vida: pensar cosas verdaderas y rehuir el error, y hacer buenos actos y rehuir el pecado (porque Dios es "la verdad, el camino"). Unos somos más santos que otros pero ninguno somos santísimos (como nuestro Señor o nuestra Madre), todos somos pecadores (al menos "7" veces al día).

Hay quien vive bien y hay quien tiene dificultades. Estaremos de acuerdo que >> actualmente << el mundo está muy dominado por el Demonio, por lo que sólo pueden vivir fácilmente quienes están vendidos a él, quienes están bien integrados en esta sociedad dirigida por el Demonio. Y viven mejor aquéllos que el Demonio necesita más para seguir ejerciendo su poder que no un campesino a merced de la competencia con las multinacionales agrícolas.

Ser pobre o estar perseguido no es garantía de santidad (podemos ser pobres por vicios o estar perseguidos por nuestros delitos) pero lo contrario sí es casi garantía de pecado: ser ricos y con buena relación con el poder.

El Demonio tienta y persigue a los santos, a los que se le resisten. A los que no se le resisten, les trata bien, no sea que se despierten, se rebelen y pierda sus almas.

Hechos

Hay unas monjas que hacia el 15/5/2024 han dicho unas cosas y empiezan a ser perseguidas. El resto de su vida siguen conformándose a Dios: siguen comportándose como monjas (rezo, clausura, buen comportamiento, siguen trabajando,...) y tan pobres como siempre (tienen que pedir hipotecas).

Inicialmente se separaron de la secta que ocupa actualmente el Vaticano para depender un falso obispo vecino de ellas, pero pronto se dieron cuenta de ello y actualmente parecen coincidir con lo que explico en este otro artículo.

El obispo que tenían (antes de independizarse de la secta vaticana), ha conseguido (ilegalmente) ponerse como representante de esa comunidad en el "Registro de Entidades Religiosas". Es por eso quizá que los bancos han tenido que transferirle las cuentas de las monjas. Decimos que ilegalmente porque las monjas le comunicaron fehacientemente días antes que dejaban de depender de él (según el derecho constitucional de libre asociación). Por eso ellas le denunciaron y Dios quiera que ganen el juicio. Los hechos y pruebas son bien sencillos y claros.

El Demonio ni siquiera intenta rebatir lo que han dicho (porque en lo esencial es verdad evidente), y:

Dado que siguen como antes, conformándose a Dios, pues les pido que les ayuden. Bendita persecución para ellas y para nosotros que nos permite ayudarlas. A día de hoy, el número de cuenta corriente donde podemos ayudarles es el que aparece en su Instagram (ES4901821294160202999340 titular: Laura García de Viedma). La cuenta que aparece en una de sus web (https://www.clarisasartebakarra.com/donativos/) está de momento en manos del Demonio.





Pecados

Hay pecados especiales: los que no tienen perdón, y los que "claman venganza al cielo". Entre éstos últimos está la opresión a los pobres. (Teología moral para seglares. Royo Marín, p. 214, tomo I) Lo que les están haciendo (robándoles las cuentas bancarias donde reciben los ingresos) incurre en esta opresión, porque como hemos dicho ellas son pobres (necesitan trabajar para subsistir, necesitan hipotecarse para subsistir). Con el agravante de que son religiosas. Con el agravante adicional de que son buenas religiosas (se dedican a lo que deben, no provocan escándalos,...).

Además, aunque ellas estuvieran pecando de alguna manera, los pecados de los demás no justifican los nuestros ("le pegué porque me insultó"). El mayor pecado que cometa otro no justifica que pequemos nosotros: ¿que alquien sea ateo justifica que le robemos? ¿qué valor tiene la adhesión a una organización que tortura, que coacciona con robar el sustento a alguien que quiere apartarse?

Enlaces

Las web de las monjas son:

clarisasbelorado.com (ojo, la cuenta corriente para donativos que aparece en ella está en manos del Demonio, probablemente porque esa web realmente esté gestionada por la federación de clarisas, y no por ellas. Ello también explicaría que hicieran la siguiente web cuando se independizaron).

tehagoluz.com

Piden que no se les llame y sólo se les escriba a la dirección de email: "santa clara belorado arroba gmail punto com" (todo ello sin espacios, etc.)

Hay unos artículos que las monjas citan en su Instagram:

eldiariodemadrid.es/articulo/opinion/puede-belorado-separarse-iglesia/20240614112738076384.html

eldiariodemadrid.es/articulo/opinion/embrollo-judicial-belorado/20240606114910076218.html

eldiariodemadrid.es/articulo/opinion/cisma-libertad-conciencia/20240522104959075773.html

que explican por qué el Demonio tiene difícil dañarlas mucho, incluso con las leyes más o menos justas que tenemos ahora (más o menos inspiradas por él) y con unos jueces que le sirven claramente en los temas importantes, y éste lo es.

El concordato en vigor

Acuerdo firmado en 1979 entre la Santa Sede y el estado español. El punto 4 de los Acuerdos dice:

El Estado reconoce la personalidad jurídica civil y la plena capacidad de obrar de las Órdenes, Congregaciones religiosas y otros Institutos de vida consagrada y sus Provincias y sus Casas, y de las Asociaciones y otras Entidades y Fundaciones religiosas que gocen de ella en la fecha de entrada en vigor del presente Acuerdo.

Dado que ellas ya estaban constituidas en esa fecha, tienen plena independencia, y todo lo que se hace contra ellas es ilegal: desde robarles las cuentas bancarias, tirarles cohetes por la noche, gritos, intromisiones en su convento hasta obligarles a tener que llamar a la Guardia Civil para desalojarlas,...

Reflexiones

Cuando alguien hace algo que pone en riesgo todos sus bienes materiales hasta el punto de correr el riesgo de acabar en la calle sin nada, es porque tiene fuerte motivos para ello.

Cuando además lo dice ante notario y pasados los días no se retracta sino que se confirma en ello, es que está muy seguro.

Estaremos de acuerdo en que las órdenes de clausura son las más duras, dedicadas totalmente a Dios y separadas completamente de cualquier actividad que pueda constituir eventualmente una pequeña consolación mundana (fama, beneficios por sus predicaciones, por los libros, de alguna monja individual).

Entonces, cuando estas monjas han dicho eso, pues es que debe ser algo importante respecto a Dios. Tan importante como para poner en riesgo su subsistencia y tan de Dios como que ellas viven completamente entregadas a Él. Los teólogos pueden conocer a Dios estudiando, pero el conocimiento por experiencia es mejor que el erudito.

Otra cosa es que mucha gente no las entienda. Lógico: no entienden su hacerse monjas, menos la clausura, ¿cómo van a entender otras cosas que hacen? Y se inventan o aceptan supuestas intenciones ridículas: como que las monjas desean los edificios para "oscuros intereses inmobiliarios". Intenciones imposibles en monjas (voto de pobreza), de clausura (no van a montar un hotel o restaurante de lujo en ellos) y buenas monjas (que se dedican a rezar y trabajar para su subsistencia).

Especulaciones

¿Y por qué no lo han dicho antes? ¿por qué sólo ellas lo dicen y no todos los conventos de clausura?

No lo se. Quizá muchos religiosos se han ido apartando individualmente de sus órdenes por este motivo, y eso no es noticia. Incluso si la mitad de un convento pensara como éstas sólo sería una disensión interna, una actitud que tendría como única solución su expulsión de la orden. Incluso si la mitad más uno pensara como ellas no tendría la fuerza moral suficiente. Ha sido preciso de una abrumadora mayoría pensara así y tuviera la valentía de correr el riesgo de actuar en consecuencia.

Todos vivimos con más o menos contradicciones internas, con "el corazón partido", pretendiendo servir a Dios y al Diablo, compatibilizando la verdad con la mentira, viviviendo de forma contradictoria: afirmando unas cosas y haciendo las contrarias. Eso son nuestros pecados, y cuando se refieren a temas importantes son "mortales". Mortales para nuestra vida sobrenatural que implicará la condenación tras la muerte.

Ya decía Jesucristo y S. Pablo (Jn. 15,20; 2 Tim. 3,12) que nos perseguirían, pero hay épocas y lugares diferentes, y ésta lo es de mucha. Por ello es razonable que una alta concentración de santidad, de oposición al Demonio, de coherencia entre lo que se dice y hace, ocurra sólo en pocos casos: el muy santo dura poco tiempo vivo.

Además, el Demonio usa la técnica de la progresividad, y eso dificulta que la gente se rebele.

Lo que ellas dicen es bastante evidente y mucha gente lo piensa. ¿Por qué no lo dice la gente?

No lo se. Quizá porque, como decimos, una alta santidad sólo se encuentra en pocos casos, y por tanto alejados físicamente unos de otros, con circunstancias diferentes, con exigencias diferentes de declarar la verdad, lo que dificulta declaraciones conjuntas, y además carecen de figura pública relevante (son sólo un grupo de individuos, o una asociación desconocida, sin repercusión mediática). Es decir, quizá mucha gente piensa así y lo dice sin repercusión porque no forman ninguna organización, ni sus declaraciones son públicas.

¿Qué ocurrirá?

A corto plazo parece que tienen dificultades de mera subsistencia por el freno a sus negocios habituales, por la usurpación de su representación legal. A medio plazo es posible que el Demonio se apropie finalmente del convento y las eche. Aunque parezca lo contrario, eso es de lo que más se alegrarían, pues sería un mérito más para el cielo. Algún santo decía que si estando en el cielo pudiera, volvería a la Tierra para sufrir más al servicio de Dios. O Sta. Teresa ("o padecer -por Él- o morir"), o S. Juan de la Cruz,...


Benditas monjas que sufren persecución en España (junio 2024) por seguir a Dios.

En España se puede comprar agua de mar en casi cualquier dietética (por ejemplo, esta), en farmacias (más cara), y en algunos supermercados como éste.

O en esta panadería ecológica que hace el pan con agua de mar y también la vende.

Rezar el Rosario (mejor en latín) es el último y único recurso que nos queda.
Copyright, aviso legal y ciberseguridad