HomeMenu

Aviso general (para todos) sobre los descubrimientos del doctor Hamer

Aclaraciones

Los descubrimientos del Dr. Hamer no son una terapia, sólo son una herramienta de diagnóstico.

Un diagnóstico correcto es todo lo que necesitamos cuando nuestras enfermedades ya están en fase de curación, cuando no tenemos que hacer nada; pero para cuando no es así, podemos recurrir a terapias y remedios. Pueden ver más explicación en este artículo que habla de las partes de toda consulta médica.

Los descubrimientos del Dr. Hamer actualmente están muy difundidos, pero bajo muy diferentes nombres que suelen combinar las palabras: medicina, biológica, psico, neuro, descodificación, meta, bio,...

Avisos

Necesidad de aprender cuanto antes

Hemos de aprender lo que dice Hamer (al menos sus ideas básicas) antes de necesitarlo, porque cuando podemos necesitarlo podemos estar en una situación de estrés que no es la mejor para aprender nada.

Cuando el barco donde estamos se está hundiendo, no es el mejor momento para aprender a nadar. Hemos de aprender antes.

Verosimilitud de lo que dijo

Todo lo que él afirmaba sobre los detalles materiales de las enfermedades son, por su naturaleza visible, claramente ciertos, fácilmente comprobables.

Todo lo psicológico que dijo tiene la certeza de las ciencias humanísticas (psicología, antropología,...), que es menor que la de la biología o medicina, que es menor que la de las ciencias experimentales (física, química), menor todavía que la ciencia sagrada (matemáticas).

Sobre los diferentes grados de certeza, pueden ver el artículo "la ciencia no puede dar certezas".

Es decir, podemos fiarnos en alto grado de lo que dijo de los síntomas materiales, orgánicos, y hemos de tomar con más cautela sus explicaciones psicológicas, especialmente de las enfermedades en que previsiblemente él tuvo menos pacientes, como de los dientes u ojos.

Ejemplos de ello:


Benditos médicos del seguro (en España) que recetan esto.

En España se puede comprar agua de mar en casi cualquier dietética (por ejemplo, esta), en farmacias (más cara), y en algunos supermercados como éste.

O en esta panadería ecológica que hace el pan con agua de mar y también la vende.

Rezar el Rosario (mejor en latín) es el último y único recurso que nos queda.
Copyright, aviso legal y ciberseguridad